Memorias de un fracasado (12) Morphine 1997, por Alejandro Muñoz

SOMEDAY THERE'LL BE A CURE FOR PAIN (1997)

Sandman recita My Brain: My brain was out of tune / My whole brain was out of tune / I don't know how to tune a brain, do you? / So I took it into a brain shop / I took it into a brain shop and they took one look at it and they said: well, we’re gonna have to rebuild the whole head / I said well... do what you got to do / When I got my brain back / It didn't work right / When I got my brain back It didn't work right / I haven't had a good idea since I got it fixed...

Entonces mira al público. Parece preguntar, OK? Got it? Y comienza a cantar nuevamente. Canta Sharks en un micrófono old fashioned que le distorsiona la voz. Canta: Sharks patrol these waters / Sharks patrol these waters / Don't let your fingers dangle in the water / And don't you worry about the day glow orange life / preserver / It won't save you / It won’t save you / Swim for the shores just as fast as your able / Swim like a mother fucker, swim... en realidad, todos cantamos la parte de Swim like a motherfucker.

Después Dana Colley toca dos saxos en simultáneo para Head with Wings, y luego no toca ninguno, sino un triángulo para The Saddest Song. Entonces Sandman vuelve a recitar, y nos cuenta entre muchos silencios y pausas, esa historia algo perturbadora que se llama Mona.

Curiosa banda Morphine: consiguen un sonido único, potente, original y lleno de matices solamente con un saxo, una batería bastante despojada -al estilo del jazz clásico- y un cantante que toca un bajo slide de tan solo dos cuerdas.

Sandman alguna vez explicó por qué elegían espacios pequeños para sus presentaciones: Preferimos los lugares chicos. Por otra parte, no somos famosos. Famosos son Michael Jackson y Madonna. Los estadios son para ellos. Lo nuestro es sonar mejor en vivo que en estudio, y conocer países, personas.

Y hoy nos encontramos en un espacio muy pequeño, en el segundo piso (primero para los argentinos) de Dr. Jeckyll, en Belgrano, Buenos Aires. Es una fría noche de invierno del año 1997 y nadie puede decir que ha quedado demasiado lejos del escenario.

Hace algunas pocas horas hemos escuchado a Mark Sandman decir a un periodista: mi apellido (literalmente, hombre de arena) es como los castillos que hacen los niños en las playas. Siento que vivo de imágenes que se construyen y destruyen en un solo día. Como la palabra Morphine, tengo algo de ensueño... y desde esos momentos toda la jornada ha quedado marcada por una agradable atmósfera de familiaridad. En una conversación posterior, el músico comenta que ha trabajado manejando taxis, en la construcción y en la industria de la pesca comercial.

En el escenario ha sido el tiempo de You Look Like Rain, Buena, y un coro gigantesco en Cure for Pain. Antes de eso fue el turno de Candy y Sheila y de verdad lamenté que no tocaran Thursday. A cambio de eso, unas cuantas canciones de Like Swimming, su nuevo disco: Early to Bed, Murder for the Money y French Fries with Pepper : On 6-6-66 / I was little I didn't know a shit / and on 7-7-77 / eleven years later still don't know any better / by 8-8-88 / it's way too late for me to change / and by 9-9-99 / I hope I'm sittin' on the back porch drinkin' red wine singin' Ohhhhhh French Fries with Pepper!  Ohhhhh French Fries with Pepper! Todos cantamos el estribillo, alargando las palabras, una vez más Ohhhhhhh French Fries with Pepper. Sandman, siempre transpirando, sonríe al público, hace un gesto y todos volvemos a repetir la línea. Yo consigo imaginarlo en un par de años, una tarde de otoño en su Massachussets natal, disfrutando de una copa de vino tinto, sonriendo y tarareando una canción.

Sin embargo, la historia será distinta: en dos años más -un sábado como hoy- Mark Sandman morirá sobre un escenario en las afueras de Roma. El grupo se encontrará tocando Super Sex, el cuarto tema de su presentación (que no estuvo en el listado de hoy). El músico se desplomará frente a unos 2000 espectadores y –aunque logre ser asistido a tiempo por un médico- no alcanzará a llegar con vida al Hospital de Pallestrina, a escasos quinientos metros del lugar del concierto. Faltarán aún dos meses y seis días para el 9 del 9 de 1999.

 

|

Comentarios

que decir,

desde que me recomendaste morphine, ha sido una de mis bandas preferidas. y me da mucha tristeza.

grax!

-----------------
C.



Responder

Me encanta Morphine, Sandman de solista y también Twinemen.

Es realmente un sonido muy especial. El The Night es lejos uno de los discos más melancólicos que he escuchado, pero una melancolía dulce, paradójicamente como de despedida. Buen buen soundtrack. En la U lo ponía de fondo para estudiar. Tiempos aquellos.

 

¡Saludos!

-----------------
El Pez

Responder
So much info in so few words. Tolosty could learn a lot.
Responder
each time i used to read smaller posts which also clear their motive, and that is also happening with this article which I am reading at this time.
Responder
Hey there! I know this is kind of off-topic however I needed to ask. Does building a well-established website such as yours require a lot of work? I'm completely new to blogging but I do write in my journal on a daily basis. I'd like to start a blog so I can easily share my experience and views online. Please let me know if you have any ideas or tips for new aspiring bloggers. Thankyou!
Responder
Wonderful blog! I found it while surfing around on Yahoo News. Do you have any suggestions on how to get listed in Yahoo News? I've been trying for a while but I never seem to get there! Thanks
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar