Memorias de un fracasado (11) Red Hot Chili Peppers 1999, por Alejandro Muñoz

OUT IN L. A. (1999)

La primera vez fue en enero de 1993, en Obras Sanitarias, Buenos Aires: un show que terminó con Flea en calzoncillos tocando la trompeta mientras Anthony Kiedis trepaba por las columnas de amplificación hasta las parrillas de las luces. Una tarde de calor agobiante de fines de enero de 1993 en la que ?vaya coincidencia- los Peppers lucían esos cascos que lanzan fuego. Presentaban Blood Sugar Sex Magik, y todo hubiera sido perfecto si John Frusciante no hubiese abandonado la gira a la altura de Japón, si los restantes Red Hot no hubiesen estado tan cansados, si el sonido hubiese sido mejor y si no hubiesen tenido a un guitarrista de reserva, Arik Marshall, que no alcanzaba para a cubrir del todo al añorado Frusciante.

Un año después me topé con ellos en el último día de Woodstock -ya con Dave Navarro en la guitarra- cuando terminaron su presentación tocando el himno estadounidense disfrazados de Jimi Hendrix -con jeans, amplios blusones blancos con flecos en las mangas, pelucas negras con peinado afro y cintillos de color rojo en la frente- y la verdad es que todo hubiese sido perfecto si ellos hubieran estado más cómodos en los trajes de ampolletas gigantes con los que comenzaron el show, que aunque espectaculares, parecían bastante incómodos para realizar cualquier tipo de performance (a tal punto que fueron descartados al cabo de un par de temas), o si hubiesen estado programados para un par de horas antes, o si no hubiese habido tanta gente, tanto barro y con todo el mundo tan, pero tan cansado.

Esta vez -aunque el motivo real de mi viaje sea otro- es la gira de Californication la que me entusiasma y me hace subir  ?nuevamente- a un avión con rumbo a Los Angeles. En momentos como estos siento que todo lo que he vivido es pasado. Son momentos en los que no siento la necesidad de volver a ninguna parte. Berlin aún resuena en mis oídos, aunque Berlin fue hace varios meses. Dejé Buenos Aires hace unas horas, pero también eso parece hace mucho tiempo.

¿Podrá ser un río eso que se ve allá abajo? Un jeroglífico caprichoso tallado sobre la piedra con trazo imprevisible. A esta altura y desde esta distancia, las nubes parecen un llano nevado, levemente ondulado, y el cielo un lugar donde nada sucede, a place where nothing ever happens, como canta David Byrne en mi memoria. Solamente flotas, y parece que el tiempo se ha detenido.

Los Angeles otra vez. Nunca me ha gustado como lugar para vivir. Nunca he conseguido sentirme a gusto. Debo reconocer que el problema es otro, y más profundo: definitivamente no estoy cómodo en ninguna parte, no consigo tener éxito en ninguna actividad, vivo siempre frustrado, siempre recurriendo a esos empleos de mierda en los que únicamente te aprecian porque llevas a cabo las funciones de tres o cuarto personas, cobrando el sueldo de uno.

Ya es domingo, anoche comí relativamente bien por primera vez en varios días.

Casi perdí el vuelo. Al embarcar el sábado por la noche fui el último pasajero en subir a bordo en Ezeiza, que ahora se llamaba Ministro Pistarini, o algo así. No hubo necesidad de volver a mirar el número de asiento en mi tarjeta de embarque: quedaba sólo un lugar vacío.

Por primera vez en mi vida, una compañera de asiento resultaba ser tal y como siempre había querido que fuese. Aunque esta vez no me importara. Ella también viajaba sola. Cuando debí pedirle permiso para pasar a mi asiento ?ventanilla- no miró siquiera, pero al tiempo de despegar me preguntó a qué sonaba The Arab Strap (No podía disimular mi arsenal de cds en el bolso de mano). Suena a alguien trasnochado, medio deprimido, un poco enojado, y como cansado de todo, pero a mi me gusta -le dije. Sonaba a como estaba yo en aquel momento.Era una buena manera de comenzar una conversación, y hablamos por un largo rato. Después que retiraron las bandejas de la cena, se pegó a mi lado, como para dormir, tomó mi mano y me hizo medio abrazarla, dejó caer su cabeza sobre mi hombro izquierdo y luego, un buen rato después y sin hablar, buscó mi boca con su boca. Yo la besé con desgano, y no conseguí dormir durante el viaje, como siempre.

Al llegar a Miami por la mañana, se levantó del asiento y salió sin despedirse, sin cruzar una mirada. No me importó. Fue como si nunca hubiese pasado.

Mi cambio de avión llevó más tiempo de lo previsto. Costó ubicar la valija luego de hacer los trámites como en cámara lenta. Seguía cansado, desganado. A la mierda, no hay nada que pueda hacer, como siempre. Al menos, esta noche dormiré bien por primera vez en varios días. Aún tengo hambre.

Si algo hace tolerable a L A es su actividad musical. Sigue siendo una ciudad dura, pero se vuelve más llevadera. Es como decir, no me gusta L A, pero a veces, cómo me gusta.

La primera vez que fui a Venice parecía que los Doors ?con Morrison muerto hace mucho tiempo- aún anduviesen dando vueltas por ahí. Se podía sentir en el aire. Lo mismo pasa con Under The Bridge y los Red Hot Chili Peppers: las canciones están en las calles de L A de la misma forma que las calles y los detalles de la ciudad se hacen presentes en las canciones. Con el tiempo vas asociando el sonido a las imágenes de manera casi automática.

Los Angeles, California. Californication. Red Hot Chili Peppers. El grupo viene de tocar en Woodstock ?99, donde la hermana de Hendrix se les acercó antes del show para pedirles si podían incluir algo de Jimi en la presentación. Hicieron Fire y desde ese entonces la han incluido en forma permanente en el repertorio de la gira.

Ya no actúan vestidos con disfraces divertidos e ingeniosos. A cambio de eso, Kiedis,  Frusciante y Flea se han cortado el pelo como mohicanos. Anthony incluso se ha peinado con pinchos punk.

Se escucha el bajo de Flea, su we are the Red Hot Chili Peppers and we rock your motherfucker ass y la introducción de Around the World, el segundo corte del nuevo álbum. Ahí vamos. El público está enfervorizado. Luego entra la guitarra. El sonido es perfecto, impecable, el despliegue de los músicos, impresionante. Anthony Kiedis, superando los problemas técnicos de antes, está cantando mejor que nunca. Flea, quien más baila y salta, se dirige al público en todo momento: gesticula, bromea, presenta los temas. Su bajo ?un Fender azul metalizado- constituye la columna vertebral del grupo. Tras unas breves palabras ataca de nuevo, ahora con Give it Away.

No hay pausa hasta Scar Tissue: me encanta la línea que dice With the birds I'll share / This lonely view, que es la que el público repite una y otra vez en este preciso momento. Cierro los ojos y pienso With the birds I'll share / This lonely view y me parece que está todo bien, y dejo de rumiar mi frustración y me desprendo de mi malhumor, With the birds I'll share / This lonely view?

De ahí en más el concierto es una fiesta, canciones nuevas; canciones viejas; covers: además del Fire de Hendrix, magníficas versiones de Search and Destroy de Iggy & Stooges, algo de Dylan y algo de George Clinton; y los primeros acordes de London Calling, que me ponen la piel de gallina y se transforman en Right on Time.

Cuando la presentación se acerca a su final es el tiempo de Under the Bridge, una canción sobre la soledad, el aislamiento y la comunión precisamente con esta ciudad, y que en el fondo habla sobre Anthony Kiedis y sus adicciones y problemas con las drogas (Under the bridge downtown / Is where I drew some blood / Under the bridge downtown / I could not get enough / Under the bridge downtown / Forgot about my love / Under the bridge downtown / I gave my life away). Pero el grupo guarda aún una pequeña sorpresa: la transición desde un tema tan nostálgico hacia el golpeado Me And My Friends que han reservado para el cierre, con papel picado y cientos de pequeñas pelotas plásticas que caen sobre la batería del excelente Chad Smith mientras se proyectan las caras de todos los Peppers en las pantallas del escenario, Flea hace el paso del pato y Kiedis y Frusciante miran al baterista debajo de la lluvia de papeles y pelotitas, y ríen abiertamente, y por primera vez veo a estos cuatro músicos como un grupo de camaradas que han pasado por todas: el éxito y el fracaso, las muerte de amigos cercanos y de integrantes del grupo, separaciones, divorcios, internaciones en hospitales siquiátricos, la casi disolución de la banda, excesos y carencias, y finalmente han logrado salir adelante, juntos, unidos.

Me And My Friends: una banda de amigos.

Blood Sugar Sex Magik los hizo comenzar los años noventa de la mejor forma posible, mientras que Californication (que a la larga se transformará en el trabajo más vendido de la banda) les permite finalizar la década de manera impecable. Con el transcurso del tiempo, todo lo que ha sucedido entre medio seguramente perderá relevancia y caerá en el olvido.

 

En este momento todo es perfecto. Hasta ahora, la historia tiene un final feliz.

 

|

Comentarios

Tenés para contarle a tus hijos y nietos....por qué debías cubrir estos recitales?...era parte de tu trabajo?...A pesar de no estar bien predispuesto al viaje, tuviste un buen comienzo y un mejor final.

Por lo menos valió la pena...de paso, a mi me gustan los Red Hot...

 

saludos 

***********

Lo más importante en la vida, es uno mismo.

Malú

Responder

En esta respuesta me contestaste varias anteriores...Nunca te escribí en los artículos de las pinturas, pues no segura de que las hicieras vos...sos un artista super integral. le pegas a todo, que suete poder complementar los viajes de laburo con algunos recitales y más aún fotografiar a los artistas.  Creo que mis hijos igualmente envidiarían tu trabajo, uno de ellos estudia periodismo y sueña con trabajar en revistas como Rolling Stones, a pesar de que personalmente la encuentro cada día peor.

saludos 

***********

Lo más importante en la vida, es uno mismo.

Malú

Responder

Que pena que no le presten atención a lo que hacés, pues creo por lo que he visto acá y sin ser entendida, ni nada, que es bastante vanguardista. A pesar de que siempre dicen que uno no es profeta en su tierra, igual me imagino que debe doler y mucho, o quizás bronca...porque se nota que talento no te falta. Pero creo que facasado es quien se deja abatir sin intentarlo y creo que vos lo estás haciendo, a parte los grandes artistas no triunfan vivos (sorry)....

En cuanto a la Rolling Stones, imagino que la de allá ha de ser peor que la de acá...capaz que en algún número le dediquen páginas a los famosos pokemones o el reggaeton...que esas cosas las encontré tan estúpidas. Por qué seremos así?...

Mis hijos coleccionan esa revista...y la encargan a cuanto pariente viaja a cualquier parte, así que tienen versiones argentinas (esa mensual), mexicanas, chilenas, americanas, brasilera, holandesas, inglesas, españolas...Y al final todas tienen como la misma línea editorial, no cambia mucho, el arte es muy lindo, también cuesta un huevo....Acá han salido otras que también son buenas, con muchas cosas nacionales, como Soy Rock o La Mano y otras...pero les falta calidad de papel y esas cosas que son costosas.

saludos 

***********

Lo más importante en la vida, es uno mismo.

Malú

Responder
I every time emailed this weblog post page to all my associates, since if like to read it then my friends will too.
Responder
This is a really good tip particularly to those new to the blogosphere. Brief but very accurate info_ Thank you for sharing this one. A must read article!
Responder
Have you ever thought about creating an e-book or guest authoring on other blogs? I have a blog centered on the same topics you discuss and would love to have you share some stories/information. I know my visitors would value your work. If you're even remotely interested, feel free to shoot me an e-mail.
Responder
Hello! I just wanted to ask if you ever have any issues with hackers? My last blog (wordpress) was hacked and I ended up losing many months of hard work due to no back up. Do you have any methods to stop hackers?
Responder
I like the valuable info you provide in your articles. I'll bookmark your blog and check again here frequently. I'm quite sure I will learn many new stuff right here! Best of luck for the next!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar